Voluntarios se vuelcan a la costa a limpiar desperdicios